La Fundación Miguel Delibes da voz al legado del escritor a través de su archivo personal

Fundación Miguel DelibesDecía Miguel Delibes que un pueblo sin literatura es un pueblo mudo. Y qué mejor manera de dar voz a un pueblo que a través del legado de uno de sus grandes escritores. La Fundación Miguel Delibes, con Javier Ortega como nuevo gerente de la institución, acaba de digitalizar el archivo personal de autor vallisoletano.

Al frente de la entidad desde hace apenas unas semanas, Javier Ortega desgrana su trabajo a cargo del archivo del escritor y nos desvela algunas de las líneas de acción que seguirá a partir de ahora la Fundación Miguel Delibes.

Recién incorporado en su nuevo puesto, asegura que lo primero que hizo en su primer día como director fue “sentir el peso de la responsabilidad. La Fundación Miguel Delibes es cuantitativamente pequeña pero cualitativamente grande”, comenta.

Javier Ortega, miembro del Cuerpo de Archiveros del Estado, cuenta con una larga trayectoria trabajando en instituciones como el Archivo Central del Ministerio de Cultura y el Archivo General de Simancas.  Ahora, sus investigaciones le han llevado a un campo de estudio muy diferente.

Ha dedicado los dos últimos años a dirigir la organización y digitalización de un archivo personal que cuenta con más de 14.000 documentos de texto y de 112.000 imágenes, lo que le sitúa en uno de los archivos de escritores más grandes a nivel internacional. Pero, lejos de poder medirse al peso, Ortega asegura que “el principal valor de este trabajo radica en la transcendencia de la figura de Delibes y en los resultados obtenidos”.

Su labor ha pasado por la identificación, la clasificación, la organización y la descripción de cada uno de los documentos, que no sólo se encontraban en formato papel. “Delibes guardaba manuscritos originales, álbumes fotográficos, cintas de casete o diapositivas para los que se han tenido que hacer cajas a medida”, comenta.

Aunque la metodología de trabajo no difiera de la que se pueda realizar en otros archivos, Javier Ortega confiesa que nunca había tenido la oportunidad de sumergirse en el trabajo de una persona con tanta profundidad y se entusiasma cuando recuerda los valiosos documentos que iba encontrando entre sus pertenencias.

Sorprende la minuciosidad en la escritura de Delibes cuando se comparan los manuscritos originales con las copias retocadas una y otra vez hasta acertar con la palabra adecuada, llama la atención la honestidad y los principios que le movían al leer la correspondencia que recibía a su nombre. “Miguel Delibes era respetado, admirado y valorado. Es un patrimonio de todos”.

“Este archivo tiene un fin tangible e intangible que además cuenta con un valor especial porque se trata del propio legado del escritor”. El trabajo de archivo, que se ha realizado bajo el patrocinio de las bodegas Vega Sicilia, ha sido compartido en foros profesionales y espera presentarse a mediados de año con la creación de una web de acceso público donde se podrán conocer la mayoría de los documentos del autor.

Una decisión, la de hacer accesible el contenido a través de internet, que el propio Ortega considera indispensable para romper con los tabúes que aún mantienen los archivos. “Dentro del ámbito cultural, el archivo es el gran desconocido. Todo el mundo sabe lo que es un museo o una biblioteca, pero el archivo no resulta atractivo porque se piensa que es un almacén. Por suerte, esa mentalidad está cambiando, las instituciones públicas y privadas han hecho un gran esfuerzo y se ha evolucionado mucho en los últimos años”.

Javier Ortega insiste: “Los archivos son nuestro patrimonio documental. En nuestro país tenemos una gastronomía maravillosa, pero España tiene cultura. Miguel Delibes forma parte de ese patrimonio cultural, y los valores que representa esta figura son universales”.

Como director de la Fundación argumenta que una de las líneas estratégicas de la institución pasa por poner en valor la obra de Delibes, que se encuentra intrínsecamente asociada a la lengua española. “Actualmente hay 500 millones de hispanohablantes en el mundo, tenemos un potencial cultural y económico tremendo”. Junto con la celebración del 50 aniversario de “Cinco horas con Mario”, para la que se organizarán diferentes actividades, la presentación pública del archivo será sin duda uno de los platos fuertes de la Fundación para 2016.

Javier Ortega reconoce que su nueva tarea “es un proyecto muy bonito que no se puede conjugar en primera persona del singular. Se necesita colaboración institucional y cooperación con otras fundaciones para, entre todos, poner en valor el legado de Miguel Delibes”.

Javier Ortega es alumno de la V Promoción del Máster en Gestión y Dirección de Industrias Culturales

Solicitar información

Aviso legal

. Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener mas informacion aqui. politica de cookies.

Acepto las cookies de esta web.

EU Cookie Directive Module Information